Existimos por....

Por el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Por un Estado aconfesional que garantice los derechos de los ciudadanos.

Por el pacto y el consenso para el bien de una Escuela plural y democrática.

 

 1.   Defendemos el valor educativo y la imprescindible contribución de la enseñanza religiosa escolar a la hora de alcanzar el fin último de la educación: la formación integral de la persona. 

2.   Demandamos del Estado la protección del derecho que pertenece a los padres de elegir la forma en que se imparte a sus hijos la enseñanza religiosa, sea confesional o no confesional, velando en todo caso porque cualquiera de las opciones se ofrezca en igualdad de condiciones, sin menoscabo de ninguna de ellas, para garantizar la libertad de elección conforme a sus propias convicciones.

3.   Afirmamos la dignidad de la asignatura de Religión Confesional Católica como disciplina estrictamente académica. Exigimos el derecho a su presencia en el currículo escolar, sin que ello suponga ninguna discriminación y garantizando su equiparación con las demás materias fundamentales, con sus mismos derechos y obligaciones académicas.

4.   Solicitamos el debido respeto democrático a la voluntad mayoritaria de las familias españolas, expresada cada año en la opción por la asignatura de Religión Católica para la mejor educación de sus hijos.

5.   Subrayamos que el cumplimiento de todos estos puntos está amparado por nuestra Constitución (Art. 27. 2 y 3), por diversos pactos y tratados internacionales suscritos por nuestro país, y también por el hecho de que la enseñanza religiosa en la escuela, es lo común y habitual en la amplia mayoría de los países libres, democráticos y desarrollados (por ejemplo, en 24 de los 25 países de la Unión Europea). 

   

   

No estamos sólos  


   

   

   
© ALLROUNDER